top of page

Artistas firman en contra de la I.A.

Actualizado: 10 abr



¿Qué tienen en común la Arrolladora Banda Limón, Pearl Jam, Billie Eilish, Grupo Cañaveral y Katy Perry ?


Han firmado una carta abierta contra la I.A. bajo el título:


STOP DEVALUING MUSIC


Un centenar de artistas de polos opuestos unen sus voces en un coro melódico (o cacofónico, según a quién le preguntes) para lanzar un SOS contra la inteligencia artificial. No es un episodio de "Black Mirror", sino nuestra realidad actual. La carta abierta firmada por más de 200 artistas, incluidos nombres como Billie Eilish y Nicki Minaj, denuncia la supuesta amenaza de la IA a la creatividad musical, pero ¿qué hay realmente detrás de este miedo escénico?


Veámoslo desde dos ángulos: el psicológico y el del mercado.


Desde la perspectiva psicológica, la respuesta es casi tan vieja como la humanidad misma: el miedo al cambio y a lo desconocido. La IA, con su capacidad para imitar y, potencialmente, superar la creatividad humana, despierta un temor primordial a ser reemplazado, a perder nuestra singularidad y, sobre todo, nuestro sustento.


Este temor no es exclusivo de los músicos; se extiende a casi todas las profesiones amenazadas por la automatización y la inteligencia artificial. Sin embargo, en el mundo del arte, donde la autenticidad y la expresión personal son monedas de cambio, este temor se magnifica.Ahora, hablemos del mercado.


La industria de la música, con su larga historia de evolución y revolución, no es ajena a las sacudidas tecnológicas. Desde el vinilo al streaming, cada innovación ha traído consigo predicciones apocalípticas sobre el fin de la música como la conocemos. Sin embargo, aquí estamos, con más música de la que podemos escuchar en una vida. Lo que realmente subyace a esta carta abierta es, quizás, una lucha por el control: control sobre la creatividad, sobre los derechos de autor y, en última instancia, sobre los bolsillos de los oyentes.


La ironía de esta situación es difícil de ignorar. La industria musical, que históricamente ha sido criticada por su resistencia al cambio (recordemos la batalla contra Napster y la descarga de música en línea), ahora enfrenta su propio reflejo en la IA. La hipocresía de protestar contra la tecnología que podría "devaluar" la música, mientras se ha participado en un sistema que a menudo valora más la comercialización que el arte, es palpable.

La verdadera pregunta, entonces, no es si la IA devaluará la música. Es si estamos dispuestos a adaptarnos a lo inevitable, a aprender a bailar al ritmo que toca esta nueva era, encontrando maneras de que la tecnología amplifique la creatividad humana, en lugar de ahogarla.


Tal vez la clave esté en un dueto, no en un duelo, entre el hombre y la máquina. Después de todo, la música siempre ha sido sobre exploración y experimentación.


¿Por qué detenerse ahora?



Carta abierta original:




תגובות


bottom of page