top of page

Perdí la respiración, recuperé la inspiración.

Actualizado: 10 abr



7 de diciembre 2023, 3 a.m. 


Llevo 4 horas sin poder respirar bien, algo en mi pecho no está bien, busco como desesperado el oxímetro para preocuparme o no: 


86% de oxigenación. 


Despierto a mi Cholita y decidimos que los malos momentos se resuelven en caliente. Corrimos a la Cruz Roja, al instante me conectan suero y oxígeno, pasan 8 horas y aún no hay diagnóstico, pero acontecen 3 segundos que jamás olvidaré, en ese instante se respondió una pregunta que imagino te has hecho: 


¿Qué pasa si estás canalizado en un hospital, suena la alerta sísmica y tiembla? 

Pues justo pasa lo que has imaginando desde el 2017, te quedas sólo. 


Y si crees que tu vida está trabada o no tiene dirección, a veces 3 segundos son suficientes. Ese día descubrí que soy asmático, pero lo más importante es que recordé que tu vida y la mía puede ser cancelada sin previo aviso, como serie mediocre o exitosa de tv, la vida no tiene porque dar explicaciones. 


Desde el 8 de diciembre al inhalar mi medicamento matutino, no sólo me permite una vida completamente normal, sino además me recuerda que al igual que el contador numérico del inhalador, la vida es limitada. 




Por cierto, si te preguntas como surgió la idea de hacer mi primera exposición, este texto es la respuesta. Y si no tienes la menor idea de quien escribió este texto, y de qué trata la exposición, dale click abajo y descúbrelo.







Comments


bottom of page